free hit counters
Gateway Computer
Free Hit Counters

19 septiembre 2006

¡De mayor quiero ser como ellas!

A veces de pequeña cuando salía de una sala de cine tras haber visto cualquier película de aventuras o fantasía me sentía, durante unos minutos, impregnada por la sensación de haber estado literalmente visitando nuevos mundos, conociendo tiempos pasados o futuros, compañeros de viajes, en definitiva me sentía parte de la historia que acababa de ver.
Otras veces, desde que me levantaba de mi butaca, bajaba los escalones hasta el pasillo de la sala y lo recorría hasta llegar a la calle, mi imaginación me convertía en el héroe o heroína de la película que acababa de ver. Nada podría dañarme, era poderosa, era inmortal...pero solo hasta que cruzara la delgada línea que separaba la ficción de la realidad, aunque intentara no dejar escapar esa sensación, todo desaparecía una vez puesto el pie fuera de la sala.
En los años posteriores a mi infancia mi afición por el cine fué creciendo conmigo, sobretodo por el género fantástico, englobando en éste subgéneros como el terror, la ciencia-ficción o la fantasía.
Como le ocurre a todo el mundo, yo también tuve varias películas que dejaron en mi una marca imborrable con el paso de los años y esa sensación de querer pertenecer a la historia que me contaban, de querer colarme como quién no quiere la cosa en las carnes de su protagonista principal.
Bien, después de esta breve introducción voy a ir al grano y es que tenía ganas de hacerles un pequeño homenaje a tres de las mujeres con más coraje que haya parido la industria del cine en los últimos 30 años.
Laurie Strode
Laurieincloset
Interpretada por: Jamie Lee Curtis (1958 - Los Ángeles)
La hemos visto en: Halloween (1978) , Halloween 2 (1981), Halloween H20 (1998) y Halloween: Resurrection (2002)
Su monstruo particular fue: Michael Myers.
La escena: De lo más espeluznante: Laurie encerrada y muerta de miedo en el ropero intuyendo el acecho de Myers, quién le está intentando dar caza sea como sea.
Teniente Ellen Ripley
rip2
Interpretada por: Sigourney Weaver (1949 - New York)
La hemos visto en: Alien (1979), Aliens (1986), Alien 3 (1992) y Alien: Resurrection (1997)
Su monstruo particular: Un alienígena de cabeza fálica en la película original y la Reina Alien en la primera secuela, además de varios miles de aliens más en las siguientes películas.
La escena: Ripley enfundada en su montacargas mientras entona la ya mítica frase: "¡Aléjate de ella, puerca!"
Sarah Connor
Sarah%20Connor
Interpretada por: Linda Hamilton (1956 - Salisbury/Maryland)
La hemos visto en: Terminator (1984) y Terminator 2: Judgment Day (1991)
Su monstruo particular: En esta ocasión son 2, el T-800 de la primera parte interpretado por Arnold Schwarzenegger y el T-1000 de la secuela, un terminator muy mejorado respecto al anterior, formado por una aleación de metales e interpretado por Robert Patrick.
La escena: De pequeña me traumatizó ligeramente la escena en la que el T-1000 toma la forma de la madre adoptiva de John Connor y asesina a su supuesto esposo atravesándole la garganta con su brazo convertido en una temible arma punzante.
No están todas las que son pero si son todas las que están. Queda escrito.

5 Comentarios:

Blogger Javier Moreno said...

"Un alienígena de cabeza fálica", jajajajaja, nunca me lo habia planteado asi vaya, pero podriamos abrir aqui toda una iconografia sexual involuntaria relativa al propio Alien, mas propio de un analisis clinico freudiano. Sería divertido hacerlo. El alien como oscuro objeto de deseo (sexual) de Ripley, la forma que tu intuyes... la baba... ejem. Se me va la cabeza. De las tres que citas, me quedo con Sarah Connor, fundamentalmente porque es el personaje que mejor evolución dramatica tiene. Ellen Ripley no deja de ser un personaje aguerridamente plano, algo asi como Laurie Strode.
De todas formas, si bien tanto La Noche de Halloween como Alien, el Octavo Pasajero, desvelaron que las mujeres son guerreras, ultimamente hemos llegado a un punto de sobredimensionamiento de este concepto, siendo una y otra vez empleado como supuesto recurso sorpresa. Durante los primeros años estaba bien (y tampoco pretendo plantearlo desde una perspectiva machista o misogina), pero existe un sobresaturamiento de este planteamiento, especialmente dentro del cine de terror, como si el echo de que una mujer (a todas luces mas inteligente que un hombre) le ponga las pilas al psicokiller o criatura de turno sea una anomalía. Podriamos entrar a debate sobre el papel de la mujer en el cine tras las dos peliculas citadas, cayendo en lo chabacano en comedias insulsas, pero siendo objeto de topicos postmodernos en otro tipo de cine. Sería interesante debatirlo.

19:27  
Blogger octopusmagnificens said...

En Terminator 2 la escena que me impresionó a mí fue cuando Sarah Connor huye de los enfermeros por los pasillos del psquiatrico, y de repente se abre el ascensor y aparece el terminator (Arnold). ¡Horror! Espeluznante cómo cae al suelo aterrizada al volver a ver "aquella cosa".

Por cierto, acabo de ver Firewall, la de Harrison Ford, y Robert Patrick está viejísimo.

01:36  
Blogger Gemma said...

Esta escena que comentas Octopusmagnificens me gusta mucho pero me traumatizó mucho más (por lo terrorífica) la que he puesto en el post :) Un saludo y gracias por leerme!

16:52  
Blogger octopusmagnificens said...

¡De nada Gemma, por dios!

El padre adoptivo de John Connor al que mata el T-1000 en la escena que te gusta se llamaba Todd. ¿Te acuerdas? "Ella no es mi madre, Todd", jajajaja. Qué peliculón.

20:32  
Blogger Gemma said...

Es la película que más veces he visto. Recuerdo que con 11 años me la regalaron en vhs y casi cada semana me la ponía un par de veces :D

10:55  

Publicar un comentario

<< Home