free hit counters
Gateway Computer
Free Hit Counters

18 septiembre 2006

Stay Alive (2006)

Cine y videojuegos han ido de la mano desde que en 1982 nos adentramos en un programa informático acompañados de Clu, Tron y Yori e intentaramos destruir al malvado MCP (Master Control Program) y así salir de allí con vida.
A partir de entonces llegaron un par de peliculillas de buen ver. Una de ellas fué Wargames (1983) de John Badham en la que vemos a un jovencísimo Matthew Broderick que sin saber cómo se introduce en una computadora que controla todo el arsenal nuclear de Estados Unidos y acepta retarla en un juego de guerra donde Russia es el enemigo. El problema es que la computadora acepta el reto trasladándolo a la vida real. Ya no existe juego, está a punto de estallar la tercera guerra mundial. La verdad es que de pequeña me causaba bastante mal rollo esta película.
La otra se llamó The Last Starfighter (1984), ésta nos cuenta la historia de Alex, un joven aficionado a los videojuegos y un gran experto en uno en especial, Starfighter. Una tarde echa una partida y consigue completar el juego. Es entonces cuando conoce a Centauri, quién lo recluta para que se una a las tropas del espacio y les ayude a combatir una inminente invasión alienígena.
Viendo el tirón de las películas con contenido videojueguil, a alguien se le ocurrió adaptar uno de los más grandes videojuegos de la historia. Eso ocurrió en 1993 y el juego elegido fué Super Mario Bros. La verdad es que esa adaptación además de pésima era de lo más innecesaria.
La revolución había llegado. Juegos tan exitosos como Street Fighter II, Double Dragon o Mortal Kombat fueron llevados al celuloide pasando por nuestras salas sin pena ni gloria.
Double Dragon: The movie (1994) fué interpretada (es un decir) por Mark Dacascos y Scott Wolf en las pieles de los hermanísimos Lee en los cuales recaía la misión de luchar contra el malísimo Kogo Shuko (un Robert Patrick que nunca más conseguirá dar tanto miedo como siendo el T-1000 de James Cameron). En fin, después de este ejemplo de basura cinematográfica llegaron dos más: Street Fighter (1994) y Mortal Kombat (1995) de Paul W. S. Anderson, director al que salvo de la quema por haber realizado Resident Evil (2002), Alien versus Predator (2004) y tener en mente una (seguramente) desastrosa adaptación de otro grande dentro de los grandes, Castlevania. Tiembla Drácula.
Por esa época divisamos algo interesante en el horizonte, una pequeña joya que en vez de sumarse a la moda de las adaptaciones lo que hizo fué crear una premisa dentro del cine de terror moderno: lo que pasa en el videojuego pasa en realidad. La película en cuestión se llamó Brainscan (1994) y su protagonista era el teenage por excelencia en aquel entonces, Edward Furlong, conocido y venerado ya de por vida por su papel como John Connor en Terminator 2 (1991).
Bien, todo esto me lleva hasta Stay Alive (2006), cinta de idéntica premisa que la de aquí encima. La película empieza mostrándonos unas secuencias de un videojuego donde un personaje es acechado por las fuerzas del mal y finalmente aniquilado por ellas. Game Over. La partida ha terminado y el joven que estaba probando el juego acaba con el gaznate ensartado en un gancho tal y como había muerto su personaje en el juego.

Stay-Alive_10
Tras su muerte, su mejor amigo se queda con una mochila vieja y varias de sus pertenencias, entre ellas (como no) el extraño videojuego.

Lo que ocurre a continuación es evidente, una tarde queda con sus amiguetes y prueban el juego entre todos. Cada uno crea su personaje a su imagen y semejanza y ahí empieza el aluvión de muertes violentas hasta que se dan cuenta de que..."si mueres en el juego, mueres de verdad".
Al contrario de lo que pueda parecer y sobretodo gracias a su corta duración (85 minutos si llega) me ha parecido una película bastante soportable.
Teniendo en cuenta que existen desechos tales como Alone in the Dark (2005), House of the Dead (2003), BloodRayne (2005) de Uwe Boll y engendros como Doom (2005) y según me han dicho Silent Hill (2006), me tomo la libertad de recomendarla. Eso si, siempre que no tengáis nada mucho mejor que hacer.

2 Comentarios:

Blogger Haleth said...

Interesante post, y Tomb Raider?

09:22  
Blogger Javier Moreno said...

Buen post Gemma, la verdad es que te podrias currar un analisis exaustivo sobre cine y videojuegos. :). Cuando comencé a leerlo pensé que te olvidarias de Brainscan, la verdad es que la premisa no es nada del otro mundo, pero es soportable. Respecto a Tron, yo sigo sin entender pq se a mediatizado tanto hasta el punto de convertirse en obra de culto, pero bueno. The last starfighter la recuerdo con simpatia, pero... seguro que si la vuelvo a ver me pego un tiro.
Tengo constancia de que hay por ahi una pelicula sobre unos chicos que van a un campeonato mundial de videojuegos, no recuerdo el titulo, pero glorificaba sobre todo el Super Mario Bros 3, parecia que Nintendo la habia producido vaya. xD.
Respecto a las adaptaciones propiamente dichas... bueno, Resident Evil tampoco es tan mala, su principal defecto es la tendencia videoclipera que desborda la pantalla, y le falta gore, mucho gore. La secuela es caso aparte, por lo demas, las adaptaciones que se han echo han sido bastante lamentables vaya.

18:15  

Publicar un comentario

<< Home