free hit counters
Gateway Computer
Free Hit Counters

27 septiembre 2006

The Sixth Sense (1999)

Leer ayer una espléndida crítica de una película de M. Night Shyamalan me inspiró tanto a ver dicha película como a escribir una crítica sobre la que, de momento, es la que más me ha gustado del director.
Ayer aprendí que el color favorito de Shyamalan es el violeta y por eso presté atención durante todo el metraje y observé que lo usa frecuentemente. Nada más empezar la película aparece en pantalla Anna Crowe (Olivia Williams), esposa del doctor Malcolm (Bruce Willis), la vemos bajar unas escaleras que la llevan a la bodega y la observamos a través de la cámara subjetiva mientras escoge una botella de vino. Lleva un vestido largo donde predominan los tonos violaceos.

bscap0000

Justo después vemos la escena donde los dos están en su habitación y se dan cuenta de que alguien ha roto la ventana y ha entrado en su casa. Se trata de un ex paciente de Malcolm, Vincent Grey (Donnie Wahlberg) quién le recrimina que no se acuerde de él y que no le ayudara tal y como le había prometido. Segundos después Vincent coge un revolver y dispara sobre Malcolm, mientras la cámara se va apartando de él vemos como se acerca el arma a la sien y justo cuando ya no le vemos escuchamos el disparo.
Luego de eso pasamos directamente al siguiente otoño y conocemos a Cole Sear (Haley Joel Osment), un niño de 9 años que vive con su madre Lynn (Tony Collette) y que busca la ayuda del doctor Malcolm ya que según dice tiene la extraña habilidad de ver a los muertos.
Advertir a los que aún no hayais visto esta película que en los próximos párrafos hay spoilers.
Como sabréis, el film se basa en el engaño en el que nos tiene metidos Shyamalan, desvelado en los últimos minutos de metraje. Sabéis a qué me refiero. Por tanto me parece interesante comentar los momentos en los que el doctor Malcolm aparece en pantalla con otros personajes que no sean Cole (ya que el niño es el único que puede verle debido a su estado).
Es entonces cuando vemos la primera escena en la que Malcolm interactúa con otro personaje. Está sentado junto a Lynn, mientras ella mira al infinito, sin que ninguno de los dos pronuncie una sola palabra y entonces Cole abre la puerta.

bscap0002


Ahí es evidente (siempre y cuando conozcamos el final por supuesto) que Lynn está sola esperando que su hijo vuelva del colegio y que, muy ágilmente, el director nos ha hecho creer que Malcolm realmente estaba allí sentado con ella.
Saltamos a la segunda escena, ahora con Anna Crowe. Ella está en un restaurante, sentada esperando, él llega y empieza a hablarle, ella no dice nada. Vemos que estaba esperando la cuenta y entonces se levanta y dice: "Feliz aniversario" y se marcha con semblante triste.
La relación entre ambos es inexistente. Él está preocupado por lo distantes que se sienten el uno del otro y así se lo contará más adelante a Cole.
A partir de aquí nos centramos ya en su joven protagonista y en alguno de los episodios sobrenaturales que padece. Uno de ellos mientras se encuentra en una fiesta de cumpleaños y dos de sus compañeros de clase lo encierran en una pequeña habitación donde Cole no está solo. Es entonces cuando M. Night Shyamalan hace su peculiar cameo. Como ya nos tiene acostumbrados aparece en un pequeño papel, esta vez en la piel del doctor que ha reconocido a Cole trás el incidente en la fiesta de cumpleaños.
Poco después es cuando Cole decide contarle a Malcolm su secreto en la famosa escena parodiada en mil ocasiones. Cole está tumbado en una cama arropado con una mantita de color violeta claro cuando se confiesa.
Malcolm se muestra incrédulo al principio pero después de rebuscar entre sus archivos y encontrar unas cintas que grabó en alguna de las sesiones que tuvo con Vincent Grey (si, el tipo del principio) empieza a creer lo que le cuenta el muchacho.
Me doy cuenta de que, tal y como explicaba Javi en su blog, Shyamalan usa bastante las imágenes procedentes de reflejos. En esta película lo hace varias veces, una al principio cuando Malcolm y su esposa están mirando el premio que le ha concedido el ayuntamiento de la ciudad de Philadelphia, les vemos a los dos reflejados mientras leen lo que está escrito en la placa.
Otro momento de la película donde vemos una imagen parecida es cuando Cole se dispone a abrir una puerta y vemos su reflejo en el pomo de dicha puerta. Bonita imagen.

bscap0005
El director usa tanto reflejos propios como ajenos, esto último lo vemos cuando Malcolm entra en el baño y por el espejo que hay en el armario ve como su mujer se está duchando al mismo tiempo que ve, dentro del armario, unos antidepresivos.
Llegamos al final de la cinta. Cole le aconseja a Malcolm que pruebe de hablar con su mujer mientras esté dormida, le comenta que de esta forma seguro que lo escuchará. Es ahora cuando Malcolm se da cuenta de que, tal y como le explicaba Cole, solo ha visto lo que ha querido ver y hasta ahora no se había dado cuenta de que hace un otoño había muerto cuando Vincent Grey le propinó aquel disparo.
Mediante unos breves flashbacks Shyamalan nos destapa la sorpresa final y ahí termina la película.
Vista ahora, 7 años después del estreno en cines, no me parece tal obra maestra como me pareció entonces pero sigue gustándome mucho más que Lady in the Water (2006) o Unbreakable (2000), quizá porque esta se acerca más al género de terror. Pendientes aún por terminar de ver (a medias las dos) tengo Signs (2002) y The Village (2004).

4 Comentarios:

Blogger Javi said...

Enhorabuena por tu comentario Gemma, estás que te sale! jeje

Solo apuntar alguna que otra cosa. para empezar la peli me parece buena pero un tanto tramposa. Las escenas que comentas de las apariciones de Malcom (Willis) con otros personajes, pueden tener credibilidad si no sabemos que su personaje ha muerto, pero si se sabe ese detalle, en mi opinión, están bastante poco logradas e inverosimiles. De hecho, el film en si, es estupendo formalmente pero,... en cuanto a la historia de Malcom, está cogida con alfileres, porque ¿es realmente creíble la historia de una persona que no note absolutamente nada raro cuando solo puede hablar con 1 persona y es un niño extraño?, ¿que hizo antes de estar con el niño? ¿meses sin hablar o tratar con nadie?. Perdóneme Sr Shyamalan, pero No cuela. Como película es fantástica y muy bien lograda pero me parece mucho mejor conseguida por ejemplo la injustamente criticada El bosque, un cuento de amor en un entorno de terror rural.

El sexto sentido, en mi opinión, en posteriores visionados, pierde bastante, y no lo digo por saber la sorpresa final sino porque está llena de trampas al espectador, demasiadas para mi gusto.

Shyamalan usa el reflejo en Sixth sense y Unbreakable, supongo que en El sexto sentido lo uso como recurso estilitico cinematográfico nada más, en cambio en Unbreakable lo hace para contar la historia, usandolo como narrativa visual (presentación múltiple de un personaje a lo largo de una serie de años). De todas formas, esa escena que tienes posteada al lado, con la mano de Joel Osment aproximándose al pomo, es impresionante.

Bueno, de nuevo enhorabuena por tu extenso comentario ;). A ver si cuando vuelvo a ver la peli jeje

Saludos!

20:36  
Blogger Haleth said...

Me ha parecido más interesante tu post que la peli!!

gracias!


P.D. si o cuando?

16:29  
Blogger Javi said...

Quería decir que haber cuando vuelvo a ver la peli, de todas formas, antes me gustaría comentar The village, una peli mucho más interesante bajo mi punto de vista.

Un saludo!

07:25  
Blogger octopusmagnificens said...

¿Y la escena en que Cole le cuenta el secreto a su madre? ¡Uff, es buenísima!

01:41  

Publicar un comentario

<< Home